Isa Robayna

No les voy a engañar, el marketing y la comunicación son algo que empiezas estudiando y terminas por vivir a cada instante. No puedes evitarlo… entonces entiendes la frase “deformación profesional” y te cuesta un esfuerzo titánico mirar el mundo y sus palabras bajo otro prisma que no sea el de hacer magia con la comunicación.

Esto es algo que te persigue desde pequeña, o como decimos en Lanzarote, desde chinija, ya que uno de mis pasatiempos era recortar los anuncios que veía en las revistas para luego componer la opción que yo hubiera hecho… si a esto le sumas una imaginación de esas que vuelan y la capacidad de juntar unas letras con otras, pues al final terminas dedicándote a esto.

Pero como además me entusiasma la idea de formar profesionales en este maravilloso sector, intento transmitir mis conocimientos y experiencia a través de la formación y las conferencias que imparto durante el año.

Y si tienes un ratito, aunque sea muy complicado obtenerlo a veces, pues no está nada mal ayudar a quien lo necesita, devolviendo así a la sociedad parte de lo que esta te aporta a ti. Yo lo hago de la mano del Banco de Juguetes, una iniciativa que pretende llevar regalos a los hogares más desfavorecidos el día 6 de enero.

 

Pueden encontrar mis publicaciones en este blog, en Cajasiete con tu negocio y en Canarias Cultura

 

Fotografía de Fran Pallero para reportaje en Diario de Avisos. en Santa Cruz de Tenerife.

 “Un día aprendí a hablar y no volví a callar nunca.

Un día aprendí a leer y soñé con cuántas historias llegaron a mis manos.

Un día aprendí a escribir y construí infinitos castillos en la tierra, en el aire… en la mar.”

Share

Leave a reply